. El mundo digital no puede ser ignorado y el CIO es el líder que la empresa requiere para llevarla a un balance bien priorizado. Su destreza y conocimientos en tecnología le otorgan al CIO una ventaja a la hora de realizar la planeación estratégica con los sistemas informáticos de la empresa.

En estos días, muy pocas organizaciones pueden operar sin el uso de sistemas y tecnologías de la información. Si estas tecnologías y sistemas son empleadas como una herramienta de soporte más que como una herramienta estratégica, la organización probablemente este perdiendo muchas oportunidades clave (incrementar la demanda, reducir costes, recopilar mejor información para los clientes, optimizar los inventarios, etc.)

A menudo, los empleados tienden a percibir al personal que trabaja en sistemas y tecnologías de la información como un “informático”, un “webmaster” o un “técnico”. Esta percepción demuestra una falta de comprensión de los desarrollos y los marcos organizativos actuales y, más importante, es un reflejo de cómo se gestionan estos asuntos dentro de la organización en la que trabajan (pública o privada, grande o pequeña, con o sin ánimo de lucro). En consecuencia, esta percepción es el reflejo de cómo una organización moderna es entendida (no muy bien) y como es gestionada (lo más probable, pobremente).

Un CIO y un gerente de tecnología no son lo mismo. Desde luego, en organizaciones medianas o pequeñas puedes encontrar a un individuo ejerciendo tanto el rol de CIO cómo el rol de gerente de TI y comprendiendo muy bien la diferencia entre cada posición. Desafortunadamente, para la persona en este papel no es suficiente con conocer lo que cada rol implica. Lo que de verdad importa es cómo el Director Ejecutivo (Chief Executive Officer o CEO) y otro personal de alta gerencia perciben a esta persona, si saben que “sombrero” él o ella lleva puesto en un momento dado y, lo más importante, si sus comentarios y contribuciones son parte de las decisiones estratégicas que se toman en la organización.

Al ejercer el rol de CIO, ya sea a tiempo parcial o completo, el enfoque debe estar en como los sistemas y las tecnologías de la información ayudan a la estrategia de negocio y en asegurarse de que hay una alineación con esa estrategia. Por otro lado, el gerente de tecnología debe asegurarse de que todos los sistemas están en línea y funcionando correctamente y de que los diferentes miembros del personal de TI están haciendo lo que se supone que deben hacer.

Es cierto que no puedes ser un almirante sin una flota y si tú simplemente estás gestionando a un puñado de personas en tareas de asistencia a usuarios entonces no eres un CIO. El CIO ocupa una posición de liderazgo y el gerente de TI ocupa una posición de gestión.

Cómo hemos leído en muchos libros de negocios, los líderes inspiran mientras que los gerentes miden; los líderes guían y los gerentes navegan; los líderes imaginan y los gerentes mantienen; los líderes hablan y los gerentes escuchan; los líderes apoyan y los gerentes enseñan; los líderes proporcionan esperanza y los gerentes dirigen; los líderes lanzan expectativas y los gerentes demandan, etc. Evidentemente el éxito exige de ambos.

Si tu tarjeta de presentación dice CIO pero no participas en las reuniones de la alta gerencia junto con el director ejecutivo (CEO), el director financiero (CFO), los vicepresidentes, etc. no eres un verdadero CIO. Evidentemente el tamaño de la organización, tipo de negocio, etc. son factores clave, pero de ninguna manera son excusas fundamentadas para no permitir al CIO sentarse en reuniones estratégicas clave.

Se supone que un verdadero CIO debe tener una visión estratégica de la organización, comprender los requerimientos de negocio y facilitar la interacción con otros departamentos. Él tendrá que establecer la agenda para los proyectos y las tecnologías estratégicas. Para que esta agenda funcione, los gerentes de tecnología deben asegurarse de que las tecnologías básicas y de soporte funcionan bien.

Las organizaciones que no tienen a nadie ejecutando actividades de CIO, aunque sea solamente a tiempo parcial, muestran una falta de visión y una falta de comprensión acerca del rol que los sistemas y las tecnologías de la información pueden ejercer actualmente. Los sistemas y las tecnologías de la información tienen la capacidad de transformar la manera en que las organizaciones hacen negocios. No son solamente proveedores de soluciones sino que, más importante, son habilitadores. Ellos resuelven problemas pero también crean valor.

Copyright © 2016 SOFTELINET. All Rights Reserved