NOTICIAS

ARUBA ESP – Desafíos en la nueva era de los datos

ARUBA ESP – Desafíos en la nueva era de los datos

Aproximadamente cada diez años, hemos visto que el mercado de la tecnología atraviesa cambios radicales. En las últimas décadas, la movilidad y la nube han impulsado esos cambios. Ahora estamos por entrar en el próximo cambio: la era de los datos. Pero no estamos hablando de los datos que se generan en una nube o en un centro de datos, sino de los que están disponibles donde se generan los negocios: donde convergen los usuarios, los dispositivos y las cosas. Lo denominamos la periferia. 

Pero, ¿qué es exactamente la periferia? Puede ser un espacio de trabajo, un hospital, un gran estadio deportivo, una escuela o el hogar de un trabajador remoto. En estos entornos, los usuarios, los dispositivos y las cosas generan cantidades masivas de datos. Las organizaciones que aprovechan exitosamente estos datos (analizándolos y actuando sobre ellos en tiempo real) pueden revelar información valiosa y brindar servicios nuevos. Y aún más: pueden deleitar a sus clientes o producir mejores resultados. Pueden ganar. Y las que no lo logren, perderán.

Por lo tanto, hay mucho en juego. Y la pregunta sería: ¿cuentas con la base correcta para triunfar en la periferia? La red es fundamental para hacer uso de todos estos datos y será la que distinga a los líderes empresariales de los rezagados.

 

DESAFÍOS EN LA PERIFERIA INTELIGENTE

Al igual que todas las transiciones tecnológicas que han ocurrido en el pasado, el desplazamiento hacia una periferia impulsada por datos cambia el rol de tu infraestructura e introduce desafíos nuevos. Las redes corporativas cumplen un papel clave en el traslado de datos y la conexión de personas a sus aplicaciones y servicios, como lo han hecho siempre. Sin embargo, con la periferia, la red es aún más importante y los requisitos de redes van más allá de la conectividad estándar y las tecnologías de acceso del pasado.

Piensa en la increíble cantidad de cosas que se conectan hoy en día a las redes corporativas. Según IDC, habrá 55.000 millones de dispositivos conectados dentro de los próximos dos años y se espera que generen 79,4 ZB de datos para 2025. Cuando combinas eso con los desplazamientos irreversibles hacia una fuerza laboral distribuida y remota, puedes ver que la red y la TI necesitan las herramientas correctas para mantener el ritmo. A pesar de todo esto, las redes actuales dependen de la experiencia y la capacidad humana: son tan ágiles y seguras como los operadores que las administran. Con este enorme volumen de datos en la periferia, las redes actuales y los equipos que las administran están haciendo un gran esfuerzo para mantenerse a la altura de las circunstancias.

Los líderes de TI deben evaluar cuidadosamente sus modelos operacionales y de infraestructura para garantizar que la red, las herramientas y la experiencia de los operadores estén preparadas para fomentar el éxito de los negocios en esta nueva era, a la vez que potencian la resiliencia y la continuidad empresarial. Necesitan tener en cuenta los siguientes desafíos:

  • La administración aislada

La administración independiente de redes inalámbricas, cableadas o WAN a través de ubicaciones de trabajadores remotos, centros de datos, sucursales y campus crean demoras de comunicaciones y aislamiento de herramientas de solución de problemas, presentación de informes, monitoreo y aprovisionamiento. Según Enterprise Management Associates, alrededor de la mitad de las organizaciones utilizan 11 herramientas o más, lo cual se traduce en mayor probabilidad de que se generen interrupciones o problemas de servicio.

  • Falta de visibilidad e información

En los entornos hiperdistribuidos actuales, los problemas de rendimiento pueden aparecer en cualquier lado. Desafortunadamente, la visibilidad que la TI tiene de los problemas existentes o potenciales disminuye a medida que más infraestructura y más usuarios se alejan de las paredes de un centro de datos o una oficina tradicional. La información de la red que puede recopilar la TI a través de las herramientas de presentación de informes y monitoreo de terceros generalmente no es procesable, ya sea porque la granularidad de los datos es deficiente o porque los operadores deben correlacionar los eventos manualmente a través de múltiples áreas y herramientas para diagnosticar la causa principal. Esto resulta particularmente problemático en la periferia, donde no suele haber personal de TI en las instalaciones para resolver los problemas.

  • Procesos en gran medida manuales

La TI tiene que abordar operaciones de redes cotidianas e intentar evitar problemas de rendimiento con su experiencia personal, herramientas desactualizadas y flujos de trabajo tediosos. Según Gartner, más del 65 % de las actividades de operaciones de redes en las empresas son manuales, lo que conduce a errores humanos y tiempo de inactividad. Además, en la era de los datos, con una explosión de dispositivos, cosas y ubicaciones que se conectan a la red, las operaciones manuales dificultan que la TI pueda estar al tanto de todo. Gartner también descubrió que "la automatización reduce los errores manuales en más del 75 %, a la vez que aumenta las eficiencias operativas".

  • Las amenazas de seguridad están en todos lados

Todos los días surgen amenazas de seguridad nuevas y complejas. En 2019, las fallas de seguridad aumentaron más del 11 % con respecto a 2018, lo que provocó el robo de 33 000 millones de registros, y se estima que esto les costará a las empresas USD 6 billones anuales para 2021. Los dispositivos de IoT no están equipados con medidas de seguridad estrictas y es fácil para los hackers sacar partido de ello. Mientras tanto, la movilidad de la fuerza laboral y los escenarios de trabajo desde el hogar continúan expandiendo el perímetro de TI, ya que los empleados con frecuencia acceden a recursos corporativos en sus dispositivos personales y desde redes Wi-Fi públicas que no son seguras. Por último, con más aplicaciones trasladándose hacia la nube (ya sean sancionadas por la TI o no), proteger los datos de una organización se ha vuelto aún más difícil.

  • Factores desfavorables para los recursos y la economía

Adaptarse a los nuevos requisitos empresariales siempre es complejo para las organizaciones de cualquier dimensión. Generalmente se presenta una necesidad de adquisición de equipamiento, procesos nuevos y, en algunos casos, más recursos. Estas dificultades son aún mayores en tiempos de incertidumbre económica, en los cuales el capital de inversión es escaso y los recursos de TI son limitados.

En la próxima entrega, estaremos ahondando en las fortalezas y cualidades que hacen a Aruba ESP una solución de alto nivel que debe incorporar en su empresa para definitivamente dar el salto cualitativo que lo hará diferenciarse de su competencia.

 

Fuente: HPE

Sobre Nosotros

Softelinet

Softelinet Soluciones Tecnológicas, C.A., es una empresa integradora de servicios de TI, que nace a partir de la necesidad que existe en las organizaciones de generar soluciones tecnológicas que apalanquen el crecimiento de su negocio. En alianza estratégica con importantes empresas del sector, definimos, desarrollamos y gestionamos proyectos de alto impacto tecnológico.